miércoles, 11 de abril de 2012

MENSAJE DE MARÍA DE LA DIVINA MISERICORDIA 07/04


Yo soy la Iglesia. La Iglesia fue fundada por Mí y nunca podrá morir.

Sábado, 7 de abril del 2012, a las 10:00 hrs. 

Mi muy querida y amada hija, el sisma de que Yo hablé, ha empezado en la Iglesia Católica.

Mis enseñanzas, que nunca han cambiado desde que Mis Sagradas Escrituras terminaron con el Libro del Apocalipsis, están ahora siendo desafiadas.

Ha habido un número de desafíos, opiniones y evaluaciones teológicas de Mi Sagrada Palabra a través de los siglos.

Muchos hombres cuestionaron las instrucciones y las enseñanzas que Yo impartí a la Humanidad.

Algunas de Mis enseñanzas fueron tomadas por separado, analizadas, se buscaron nuevas interpretaciones y entonces fueron aceptadas.

Esto ha sido innecesario. Porque la verdad fue dada al hombre por los profetas que vinieron antes que Yo y luego por Mi, durante Mi tiempo en la Tierra.

La verdad nunca ha cambiado. La verdad es simple.

Otra información, no contenida en la Sagrada Escritura, fue dada como un regalo al mundo, a través de almas escogidas por una razón: para ayudarles a contemplar sobre Mi sacrificio por la Humanidad y recordarles a ustedes el amor que Yo tengo en Mi corazón por todos los hijos de Dios.

Cualquier revelación divina dada al mundo hoy es para ayudarles a ustedes a prepararse para la Vida Eterna.

Mis enseñanzas, honradas por la Santa Iglesia Católica y Apostólica, están ahora siendo atacadas en el primero de muchos desafíos, que resultarán en la división de la Iglesia.

Nuevas leyes serán introducidas para ajustarse a la opinión moderna y de modo que se sientan cómodamente con aquellos que, con orgullo en sus almas, sienten una necesidad de pacificar a la Humanidad, en vez de mostrar obediencia a las enseñanzas de la Iglesia.

Yo soy la Iglesia. La Iglesia fue fundada por Mí y nunca puede morir.

Muchos, incluyendo a aquellos de dentro, como también de fuera de la Iglesia, intentarán romper su estructura.

Pidan que Mi Santo Vicario, el Papa Benedicto XVI, permanezca fuerte en medio de la oposición que él ahora enfrenta. 

Este es un intento deliberado por aquellos conectados con el Falso Profeta, para crear una nueva iglesia.

Esta astuta gente tendrá que hacerles creer que esta será la misma Iglesia, pero esta no puede ser.

¿Cómo puede Mi Iglesia, con nuevas leyes, torcidas versiones de la verdad que Yo di al mundo, representarme?

No se puede.  Esto es por lo que Mi Padre dirigirá a Su Iglesia, a los verdaderos creyentes leales, desde los Cielos.

El mantendrá las llaves hasta la Segunda Venida cuando la Nueva Jerusalén se levantará, la única y verdadera Iglesia, de las puras cenizas, para ser reclamada por todos los hijos de Dios, todas las religiones, todos los credos, como uno solo. 

Esta es la manera en que estaba destinado a ser, en total y final uniónen el Nuevo Paraíso en la Tierra.

Su amado Jesucristo








Descargar mensajes http://www.jesushabla.com









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada